Prestación o permisos: Aprender a usar esta herramienta de la forma correcta


Prestación o permisos


Prestarles o darles dinero a los niños es un tema que muy pocas personas tienen el valor de hablar o sentirse cómodos al respecto del tema, muchas personas dudan en llevar a cabo esta práctica ya que efectivamente cada cabeza es un mundo, y los resultados pueden ser diferentes, yo particularmente puedo decir que enseñar a los niños acerca del dinero para manejarlo correctamente puede dar muy buenos resultados. Para ayudarlos un poco en esta decisión tan importante he decidido enumerar algunos consejos para que pueda aplicar esta herramienta en su estructura familiar.

Ajustar la frecuencia de los subsidios

Entre las formas de cómo aprender a dar dinero a sus hijos lo primero que tiene que tomar en cuenta es el factor edad, hasta los 6 años la asignación de dinero a los niños podría ser posible pero no de manera frecuente, y así ellos poco a poco se van a familiarizar con el dinero. Es importante que cuando se trate este tema con los niños debe hacerse con naturalidad y con cuidado de hacer entender que el dinero es sucio o es malo, recuerde que los niños van a aprender con su ejemplo y no con sus palabras, en esta edad es bueno hacer la práctica semanalmente con ciertos intervalos para que así ellos se puedan relacionar poco a poco con el dinero. 

Ya desde los 8 y 11 años se puede planificar una asignación más fija es decir algo cada 15 días así los niños se irán acostumbrando al aumento y al ingreso fijo. Ya después que rompen la barrera de los 11 años es bueno ofrecerle un subsidio mensual como la mayoría de los adultos y así se harán la idea de administrar lo que tienen durante un mes.

Conceptos básicos del presupuesto

Desde ese momento, entra en un programa de aprendizaje de lo más importante, y que debe perdurar para toda la vida: el presupuesto familiar. Es desde allí que puede empezar a entender cómo los padres deben ocuparse de regulares compromisos que implican dinero, es importante que los niños entiendan y participen en los procesos regulares de la casa.

Valor del subsidio

No deje de lado que lo que le va a dar a sus hijos debe de estar dentro del presupuesto familiar, es decir no le va a dar más de lo que puede usted mismo costearse, va a llegar un momento donde los padres deben explicarle a los niños su situación financiera, sin caer en el ego y sin caer en la victimización, cabe destacar que los niños no necesitan una mesada ni mucho menos una entrada de dinero, pero esta práctica es una herramienta para su educación financiera, y ya tengan un paso a frente sin tener necesidad de luchar en la adultez con las finanzas sino que ya tenga conocimiento y simplemente sea su decisión utilizarlo de buena manera o no. 
Observar e instruir

Instruirlos para  control de gasto  en una libreta.  Dar orientación adecuada en caso de que se dé cuenta que se comporta como «gastador».
Explicar que si ahorras parte de la prestación y el subsidio al mes siguiente, tendrá más poder adquisitivo.

Algunos cuidados

No creo que sea buena idea que el niño usara ese dinero de para pagar, por ejemplo, cursos extracurriculares, como inglés, natación, música, etcétera. Tampoco es bueno utilizarlo como algún premio o un castigo, puede traer malas consecuencias luego, pueden usarse como bonificaciones o cosas como el estilo.
Consideraciones finales

Por último, utilice estas sugerencias para trabajar al tema con sus hijos, pero siempre recordando que cada familia tiene diferentes situaciones financieras.

Lo importante es que te des cuenta de la esencia detrás del sujeto, y si estás de acuerdo o en desacuerdo con lo que se ha escrito aquí no importa, asegúrese de trabajar la educación financiera con sus hijos. Finalmente de poco vale que usted hable mucho con sus hijos lo que importa es que sea de verdad un buen ejemplo para sus hijos ya que eso es lo que ellos van a imitar consciente o inconscientemente, utilice el dinero como una herramienta para mejorar su vida y no para destruirla. 

Finalmente, recordando también el otro punto, ser el más grande ejemplo para sus hijos.  Difícilmente aprenderán algo que hablas, si te ven haciendo otra cosa.
Espero que este tema en su casa y prosperar en la vida de sus hijos.  El dinero está presente en casi todo lo que hacemos.  Es un instrumento para mejorar su calidad de vida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *