Status una plaga que puede destruir su vida financiera

Uno de los principales retos de aquellos que quieren alcanzar la independencia financiera a través de la educación financiera es controlar el consumo inmediato, en la práctica esto significa a abandonar el derecho de gastar mucho para poder tener dinero en el futuro y crear fondos según lo que el bolsillo permita. Lamentablemente, la llamada para el consumo inmediato parece ser una verdadera tortura y en la actualidad es una de las principales causas del endeudamiento de las personas. Cosas que muchas veces no necesitamos pero están allí al alcance de las manos; lo que se debe hacer es tomar ventaja de las oportunidades que se presentan al pagar menos, es decir comprar mejor significa valorar el capital y el nivel de vida que posee.
Planificación: Un arma que debe usarse bien
Si vas a cambiar tu teléfono por uno mejor lo recomendable es que considere el cambio a partir de hoy y no el mismo día que va a la tienda, en pocas palabras planifique todas las cosas hasta las más mínimas para no caer en el consumismo. El tamaño de tu bolsillo debe ser impulsado para que crezca en el futuro, las oportunidades de ofertas y gastar menos se presentan siempre solo tienes que aprovecharlas.
Vivir siempre en deuda
No es para nada sano ni conveniente pasar el resto de tu vida trabajando para pagar deudas adquiridas voluntariamente, este es un ciclo peligroso que puede llevar a su familia a vivir días muy malos por falta de capital. Siempre hay que plantearse el tema de “tener o no tener” este tipo de reflexión nos va ayudar a tomar buenas decisiones con respecto a los gastos de toda nuestra vida financiera. Las deudas son como una bola de nieve, empiezan por ser pequeñas y luego se van poniendo enormes, y las deudas muchas veces vienen por la incapacidad que tienen las personas al decirse “no” a la hora de ser impulsivos al gastar innecesariamente.
El Estatus, un precio demasiado querido para la mayoría
El estatus no es más que un valioso poder que limita el campo de la visión para lo que es inmediato, el estatus es como una plaga porque tiene el poder de destruir la vida financiera de cualquier persona, ya que solo te ayuda a ver lo inmediato y hace que vivas en una ilusión constante, eso hace que tu vida sea una bomba de tiempo en cuenta regresiva. Lo más difícil de todo este proceso es reeducar a nuestro cerebro sobre el ahora y el futuro ya que el estatus crea una adicción causada por la cuestión del “ahora” y muchas veces deja consecuencias graves; siendo así que las relaciones familiares pueden acabar y desaparecer a causa de un mal rendimiento de las finanzas.
¿Por que el estatus puede ser un signo de hipocresía?
La búsqueda incesante de poder del estatus es una muestra de los signos más claros de la hipocresía, ya que el estatus nos hace pensar que tener más en el bolsillo va a impresionar de una manera a positiva a las otras personas.
Al estudiar el tema me di cuenta de que hay mejores prácticas que pueden ayudar a afrontar este desafío constante del fregadero: felicidad versus estado financiero. Me tomo la libertad de compartir los pocos elementos que pueden ser importantes para usted:
Seguir el dinero. No hay que subestimar el poder del dinero y su capacidad para gastar. Debe pensar más acerca de sus actos financieros y pasar a preocuparse por la planificación a largo plazo
Aprenda sobre dinero e inversiones. Deje de culpar a su ego o sus emociones y transforme la excusa en la actitud. Dirija su energía para la formación del patrimonio cultural y conocimiento. Tratar de aprender a lidiar con el mercado, sus oportunidades y riesgos.
Tener un hobby. Disfrute el tiempo libre y haga algo que le de placer. La diversión está siempre del lado de las mejores ideas.
Ahorrar y pensar en el futuro. Vivir el día a día es delicioso, pero no está demás pensar en el “día de mañana” esto quiere decir que una buena economía el día de hoy puede convertirse en una gran inversión del mañana.

Conclusión
Con todo esto concluyo que es importante ganar lo que merecemos, recordando la importancia de tener un futuro planeado, todo esto es un proceso de constante aprendizaje, no caigamos en la trampa del consumo inmediato, sino seamos planificados con nuestras finanzas y de esta manera podemos tener un mejor futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *