Hoy hablaremos de un tema sumamente importante para muchísimas personas, 5 sencillos pasos para que aprendas a salir de tus deudas.
Paso #1- conocimiento del problema
El primer paso es asumir por ti mismo que estás endeudado y que tomará un tiempo reestructurarse. El problema principal no es la falta de dinero para pagar las deudas, son los malos hábitos y comportamientos en relación con el dinero los que te han llevado a esa deuda.
Sólo podrás cambiar si asumes que has cometido errores y necesitas hacer algo para cambiar esa realidad.
También habla con los miembros de tu familia y explícales la situación. No es posible realizar cambios radicales sin que todos participen y comprendan esta nueva fase de tu vida. Es necesario también recortar todos los gastos que no son realmente esenciales.
También es importante no desesperarse, no caer en estafas para obtener dinero rápido y fácil, cuando la gente está desesperada, tiende a creer en cualquier solución que aparece frente a ellos, pero esas medidas desesperadas no llevan a nada bueno.
Paso #2- Haz un diagnóstico de tu situación
Haz un estudio detallado de todas tus deudas, clasificando por tipos de deuda, por ejemplo: tarjetas de crédito, cheque especial, un préstamo, y clasifícalo por áreas, por ejemplo, nombre del acreedor, valor debido, tasa de interés, más el período que te han dado para pagar tus deudas.
Además, analiza todos tus gastos, ya que siempre es posible reducirlos todos y, en algunos casos, incluso eliminarlos.
Al hacerlo, identifica los artículos que son realmente esenciales (agua, luz, alquiler, alimentación) y prioriza el pago de estas cuentas, evitando de esta manera, el corte en el suministro de servicios indispensables.
Paso #3- Planeamiento
Si has llegado a esta situación, es porque has actuado, a menudo, sin pensar. Ahora ha llegado el momento de pensar antes de actuar. Pagar a tus acreedores sin ningún criterio no resolverá el problema. A menudo, sólo estarás pagando el interés, no el saldo de la deuda.
Revisa tus deudas y comprueba cuáles de ellas tienen tasas de interés más altas. Por regla general, estas deudas están relacionadas con instituciones financieras, tales como: tarjetas de crédito, cheques especiales, préstamos. Estos acreedores deben ser priorizados en tu lista de deudas a pagar.
Antes de elegir qué deudas debemos negociar, necesitamos definir lo que es realmente esencial.
La factura de luz, por ejemplo, es un servicio indispensable y no se puede dejar suspender.
Otros ejemplos serían el agua o la cuenta del alquiler.
Ya una deuda con TV por cable es claramente «no esencial» y se puede recortar ese gasto innecesario inmediatamente.
Así podremos cubrir más fácilmente las áreas más sensibles, como la alimentación, la educación y la salud.
Si tus hijos estudian en una escuela privada, puedes buscar una escuela menos costosa o incluso, una buena escuela pública.
Es importante dejar claro que estos consejos no son reglas generales
Depende de la situación de cada persona y hasta qué punto se comprometa a resolver sus problemas financieros. Lo esencial, al final del día, es no dejar que tu vanidad ponga en peligro tu vida financiera.
Ciertamente no es fácil y probablemente será doloroso, pero estás asumiendo una responsabilidad con la actitud y el coraje necesarios, y esto nos deja una hermosa y muy valiosa lección de vida.
Definidos los gastos que son realmente esenciales y deben mantenerse, ha llegado el momento de separar las deudas prioritarias. Como dije, estas son deudas con tasas de interés más altas.
Paso #4 – Negociación
Ha llegado el momento de enrollar tus mangas y poner manos a la obra. Por regla general, el primer acreedor que debes buscar es el banco.
Habla con el gerente, presentando la situación real en la que te encuentras, y propón la unión (en el mismo paquete) de deudas de tarjetas de crédito, cheques especiales y otros préstamos, el objetivo inmediato es detener el aumento de la deuda, deteniendo la recaudación de intereses sobre los intereses.
Negocia una línea de crédito diferenciada, con tasas de interés más a largo plazo y más bajas (menos del 3% por mes), donde la cuota sea menor y quepa, con holgura, en su bolsillo.
Paso #5- Busca el poder judicial
Si has perdido tu trabajo o tienes una mala gestión financiera y, obviamente, no estás actuando de mala fe, la justicia está a tu favor.
Hay un programa de tratamiento para los consumidores con sobreendeudamiento (personas que han contratado deudas por encima de su capacidad de pago).
Buscar el poder judicial para integrarte al programa de tratamiento de las situaciones de sobreendeudamiento del consumidor en su ciudad. Esta iniciativa pretende mediar la renegociación de sus deudas con todos sus acreedores, de manera amistosa, de acuerdo con su presupuesto familiar, con el fin de garantizar los medios de subsistencia básicos de su familia.
.
Conclusión
Una vez en deuda, salir de esta situación no es fácil o rápido, pero, sin lugar a dudas, es posible.

¿Qué esperas para cambiar tu realidad financiera?

¿El dinero no compra la felicidad?

Hay un dicho que dice: «El dinero no puede comprar la felicidad.»¿Es realmente cierto esto?

la felicidad


Después de reflexionar mucho, llegué a la conclusión de que el dinero no puede comprar un poco de la felicidad, pero el buen uso de él si puede hacerlo.

Efectivo (mal usado) no puede comprar la felicidad

No cabe duda de que existen muchos millonarios o gente muy bien pagada que están descontentos. ¿Pero esto tiene que ver con el hecho de que llevan un montón de dinero?
Definitivamente no. Este descontento tiene que ver con la falta de libertad.El dinero domina a estas personas, no al revés.
Una persona bien remunerada y adicta al trabajo, que no tiene tiempo para cuidar de su salud o nunca están en casa para fortalecer la relación con su esposa y sus hijos probablemente es menos feliz que un pobre pescador que pasa medio día en la pesca y la otra mitad con su familia.
La libertad es un componente de la riqueza y felicidad. Los que viven con libre albedrío son más felices.
Aquellos que tienen fuertes lazos con su familia y amigos serán más felices.
Aquellos que tienen buena salud serán más felices.

El problema está en la «normalidad»

El problema es que la sociedad define que es lo «normal» para usted.
Lo normal es despertar cada día a las 6:00am, tener cara larga, soportar el tráfico inmenso, y trabajar 8 horas por día, del lunes a viernes (o incluso todos los días, en algunos casos).
Lo normal es comprar todo a crédito, desde una simple camiseta hasta la casa donde usted vive.
Es normal creer que alguna fórmula mágica, en algún momento de su vida, lo hará rico.
Lo normal es creer que un coche más potente o una casa más grande lo hará feliz.
Estamos condicionados a aceptar lo «normal» basado en la definición de la riqueza de la sociedad, que, por su vez, es totalmente equivocada.
La riqueza no es definida por lo que tienes. Pero esa es la definición de la riqueza de la sociedad, para fomentar el consumismo como la única manera de alcanzar la felicidad.

Efectivo (usado correctamente) compra felicidad

El dinero no puede comprar felicidad cuando se usa de forma incorrecta.
En lugar de usarlo para comprar la libertad, la gente usa para mantenerse presa (financiación, bienes con altos costos de mantenimiento, tarjetas de crédito) incurriendo en deudas una y otra vez.
La «riqueza» y la «felicidad» están vinculadas, pero sólo será esto cierto, si su definición de riqueza no está dañada por la psicología del consumo.
Usado adecuadamente, el dinero compra la libertad, y la libertad es uno de los tres pilares de este proceso.Si eres libre, eres más apto para reforzar otros elementos de la riqueza: salud y relaciones.
Veamos:
El dinero compra la libertad para ver de cerca a sus hijos crecer.
El dinero compra la libertad para perseguir sus sueños.
El dinero compra la libertad para crear y fortalecer relaciones.
El dinero compra la libertad para ejercer (o hacer lo que quieras) cuando desee, tantas veces como quiera.
¿Algunos de estos ejemplos podrían hacerte más feliz?
Una cosa es cierta: ciertamente no traen infelicidad.
Si el dinero puede comprar libertad y, con esta libertad, nos podemos enfocar en lo que realmente importa, así que el dinero puede comprar felicidad (cuando se usa correctamente).

El Consumo es el mayor obstáculo a la felicidad

El consumismo nos condena a una forma de vida parecida a estar en la cárcel.
Mientras más cosas compre, y más dinero gaste, será peor para usted y su salud financiera.
El consumismo se relaciona con la gratificación inmediata y el placer inmediato. Y esto daña su salud financiera, así como su salud física.

Como siempre, tengo una pregunta para usted.

¿Qué opina de esto? ¿Está totalmente de acuerdo? ¿O está totalmente en desacuerdo? 
Sé que este es un tema polémico y que puede llevar a buenos debates. Así que realmente quisiera saber su opinión sobre este maravilloso tema.
Cuanto más se discute constructivamente, mejora el aprendizaje.
¡Hasta la próxima!

10 hábitos para alcanzar el éxito y la estabilidad financiera


estabilidad financiera


Como cualquier otra meta, lograr la estabilidad financiera y ser financieramente exitoso requiere desarrollar buenos hábitos financieros.

Los principales puntos a desarrollar son: Eliminar sus deudas, aumentar su capacidad de ahorrar dinero y aumentar la seguridad financiera de su familia.

El propósito de este artículo es compartir contigo 10 hábitos que deben ser resueltos para incrementar su tranquilidad financiera, en la búsqueda de tu estabilidad financiera.

Estos son los 10 hábitos para alcanzar el éxito y la estabilidad financiera


Hábito #1: Control de impulso del gasto


Sin duda el mayor problema para todos nosotros (al menos para la mayoría).El consumo por impulso (comer fuera de casa, compras en el centro comercial o comprar en línea) es el mayor ladrón de nuestras finanzas. Una gran parte de los presupuestos está dividida por estos gastos impulsivos.

Hábito #2: Analizar su hábito de gasto


Si nunca han registrado sus gastos ni han establecido un presupuesto, es hora de hacerlo.
Durante un mes, tome nota (en un cuaderno u hojas de cálculo financieras) de absolutamente todos sus gastos. Todos los días.
Evalúa cómo estás gastando su dinero y ve los gastos que puede recortar o al menos reducir. Decide si cada gasto es absolutamente necesario y luego elimina lo que es superfluo.Tesorprenderá cuánto gasta en cosas que se pueden reducir fácilmente.

Hábito #3: Invierte en tu futuro


Si eres joven, probablemente no piensas mucho acerca de la jubilación. Pero cuidado, es importante. Incluso si piensas que puedes planear entonces, hazlo ahora.El crecimiento de tus inversiones con el tiempo será impresionante si se inicia tan pronto como sea posible.

Si trabajas en una empresa que ofrece un plan de pensiones y duplica su contribución al valor dado, Ahorra tanto como sea posible. Esto sin duda es la mejor inversión posible.
Además, invierte en bonos del gobierno y fondos índices.
Sea cual sea tu elección, comienza ahora!

Hábito #4: Mantener a su familia segura


El primer paso (ya mencionado en el primer hábito) es establecer un fondo de emergencia. Por lo tanto, si surgen complicaciones, tú y tu familia estarán protegidos.

Si estás casado o tienes hijos, debes considerar hacer una póliza de seguro de vida tan pronto como sea posible. Muchas personas se olvidan de que algún día podrían morir, suena algo grotesco, pero puede ser la principal (o única) fuente de ingresos de su familia. Y si algo sucede, se asegurará.

Hábito #5: Elimina y evita las deudas


Si tienes tarjetas de crédito, préstamos, financiamiento o cualquier otra deuda, necesitas empezar un plan para pagar sus deudas.

Haz una lista de todas tus deudas y organízalas de mayor a menor tasa de interés. Registra las deudas de tus tarjetas de crédito, los sobregiros tienen generalmente las tasas de interés más altas.

Ahorra tanto como puedas y da prioridad a las deudas de la parte superior de la lista. Tan pronto como se vayan saldando las deudas, podrás estar más tranquilo!
Entonces utiliza la misma cantidad asignada en el previo pago de la deuda y la transferencia a la siguiente deuda.

Continúa este proceso hasta que pagues todas tus deudas. Puede tomar varios años, pero es muy gratificante y muy necesario.
Al final, recuerde cuán difícil es deshacerse de todas tus deudas y evita adquirir una deuda nueva.

Hábito #6: Usa el sistema de «sobres»


Es un sistema simple para un seguimiento preciso de cuánto gastas en cada ítem de gastos en su presupuesto.

Digamos que tu presupuesto de gastos en cuatro partes: Vivienda, alimentos, combustible y recreación. Haz un cálculo de la cantidad total para cubrir estos gastos y pon el dinero en cuatro sobres separados.

Así, puedes fácilmente controlar cuánto queda de cada uno de estos gastos, y una vez que el dinero se utilice, sabrá cuanto queda exactamente en su presupuesto.

Para que tu dinero valga más, deja de gastar. Si el dinero que ganas no está cubriendo todo tu presupuesto, debes considerar dos cosas, ser más productivo y administrar mejor tu presupuesto.

Hábito #7: Paga tus cuentas al instante


Un buen hábito financiero es pagar tus cuentas apenas obtengas los recibos de pago Además, en la medida de lo posible, pon tus cuentas de débito en automático.
De esta manera, todos los gastos recurrentes de su presupuesto ya sean: Seguros, tarjetas de crédito, facturas de teléfono y energía, se saldarán de inmediato de tu cuenta de débito.

Hábito #8: lee más sobre educación financiera. Instrúyete.


Simplemente leyendo este artículo ya estás tomando otro paso para mejorar tu educación financiera. Pero no debe ser el único. Hay también grandes sitios, blogs y especialmente, libros que te enseñan de manera muy específica y directa sobre el tema.
Mientras más conocimiento tienes, mejor será tu salud financiera.

Hábito #9: Rentabilidad



Haz lo que puedas para aumentar tus ingresos mensuales, ya sea mediante la reducción de tus deudas, aumentar tu capacidad de ahorrar dinero, aumentar tus ingresos, o todas estas opciones al mismo tiempo.

Busca nuevas formas dehacer dinero para conseguir más de lo que ya haces.Durante los meses, verás que si se calcula tu beneficio mensual (diferencia entre ingresos y gastos), notarás que va en crecimiento y la satisfacción será fantástica.

Recuerde que ganar más dinero no es la única manera de aumentar tus ganancias. Si ganas la misma cantidad, pero reduces tus deudas o gastas menos que en el mes anterior, más dinero tendrás al final del mes.

Como siempre, tengo una pregunta para ti, ¿Cuáles de esos hábitos ya pusiste en práctica? ¿Y qué se te dificulta más?


Comparte tu experiencia y deja tu opinión sobre este tema.
¡Hasta la próxima!



3 Pasos para ganar dinero trabajando con placer

¿Puede hacer que su pasión se convierta en su principal fuente de ingresos?

¿Estamos asombrados de escuchar cuantas historias de personas existen que han logrado éxito trabajando en algo realmente te gusta, pero es realmente esto posible para cualquier persona?
¡Tengo buenas noticias para usted!
Apuesto a que hay algo que le encanta hacer y que hay alguien justo ahora para pagar por eso que usted hace. Debe ir más allá de su imaginación y su fuerza de voluntad y decir que está seguro de que su éxito está detrás de su puerta.

¿Cuál es el secreto del éxito?

El secreto del éxito nos enseña que es lo que no debemos hacer con nuestro proyecto y una de esas enseñanzas es la siguiente:
La mayoría de personas que mayormente fracasan al primer intento en su negocio o proyecto, deciden retirarse sin volver a intentar levantarse, cosa que está mal ya que las caídas son parte del proceso del éxito y la idea es que te levantes, no que te rindas. Este tipo de personas, jamás conocerán el éxito si no aprenden a sacrificarse y a levantarse ante las derrotas.
Así como también se da el caso de las personas que tienen un ánimo arrollador, con ganas de comerse el mundo, y cuando tienen éxito por primera vez, empiezan a bajar el ritmo con el que empezaron, y el ánimo con el que se les veía antes de que dicho proyecto rindiera sus primeros frutos.
Convierte la pasión en ingresos de manera realista.
Existen en todo el planeta, personas que aman lo que hacen, y se dedican a muerte como si su vida dependiera de ello, estando siempre muy contentos con su actual actividad, y por otra parte, hay personas totalmente apáticas a lo que hacen, recurriendo incluso a renunciar a lo que hacen porque no soportan hacer eso, pero como evitar caer en algo que no te gusta realmente?
La respuesta es bastante sencilla:
Debes ser lo suficientemente maduro y realista para implementar estos tres pasos en tu vida si no quieres hacer algo que a fin de cuentas, no es lo que te apasiona.

  1. Separa la pasión de la realidad

Tienes que analizar tus proyectos de una manera que conlleve al éxito. Desafortunadamente la mayoría de la gente hace lo contrario. Como seres humanos, nuestra reacción inmediata a cualquier nueva idea, suele ser averiguar por qué no va a funcionar, en vez de buscar todas las estrategias e información necesaria para que pueda funcionar. Es triste, pero cierto.
Hay un problema que a todos nos ha tocado vivir alguna vez, y es que cuando tenemos una idea, inmediatamente pensamos en sus aspectos negativos y a partir de esto simplemente vemos como estúpido realizar dicho proyecto, y lo abandonamos porque a nuestros ojos, eso no funcionará.
Pero si nos tomáramos, un poco más de tiempo para analizar todo, veríamos que realmente a lo mejor nuestra idea tiene muchos más pros que contras.
Imagina cuántas ideas brillantes mueren «antes del amanecer» por la crítica prematura.
Analiza tus sueños más salvajes que te puedas imaginar de trabajo agradable. Luego espera unos días antes de la puesta en práctica o empezar a criticar.
Créeme: para cada idea hay un fanático emprendedor que, estoy seguro de que hace dinero de ella. Y eso es una buena señal para ti.
  1. Estás listo para ser un experto

Una de las barreras más comunes que impiden a las personas ganar dinero a través de sus pasiones, es la creencia de que no saben lo suficiente del tema como para enseñar algo a alguien. Tú sabes más de lo que otros piensan. Ser un especialista es puramente relativo y basado en gran medida en la percepción de los demás.
Lo increíble es que una vez que encuentras algo por lo que estás apasionado, probablemente te des cuenta de que es algo que estamos aprendiendo y mejorando por años o incluso décadas. Tienes más experiencia por la pasión que tienes a lo que haces, que el 99% de las personas a tu alrededor, simplemente porque te encanta hacerlo.
Si tienes más de 20 años, te garantizo que eres experto en algo. Averiguar lo que es y encuentra a personas que desesperadamente necesitan tu ayuda. Combina esas dos cosas y gana dinero desde tu pasión. .
  1. Hacer lo imposible

Estamos condicionados a creer que no es posible construir una carrera a base de todo lo que nos gusta hacer. Muchas personas odian su trabajo y muchos de nosotros hemos decidido aceptarlo como un hecho de la vida.
Lee con atención.
El ingrediente más importante para amar tu trabajo y rentabilizar su pasión es rodearse de personas que ya hacen esto. Pasar todo el tiempo con gente que vive trabajando en sus
sueños. Ganar dinero trabajando por placer es posible.
Al conocer el proceso y está convencido de que no sólo trabaja, da todo por el todo para que todo lo que hace salga bien, su creatividad y su capacidad de emprendimiento se convierten en ilimitadas. Es sólo cuestión de tiempo para transformar su actual pasión en un trabajo a tiempo completo.
Comienza hoy a trabajar en lo que otros creen imposible.

¿Qué puede ayudarnos a avanzar?

 A menudo, el primer paso para vivir de tu pasión de la manera más realista para aquellos que se asustan con la pérdida inicial de ingresos (en comparación con el trabajo actual) es empezar en tu tiempo libre.
Recuerda: hay cosas en las que tu eres mucho mejor que la gran mayoría de los que están a tu alrededor. También hay gente en busca de conocimiento que ya tiene siendo esto bastante innecesario. Como dijimos anteriormente, Tú ya eres un experto.
Encuentra el enfoque adecuado de lo que te apasiona y puedes empezar a ganar dinero de tu pasión hoy mismo, si así lo quieres.
Haz una búsqueda de todas esas personas que hoy viven de su pasión, de su talento, de lo que mejor saben hacer en la vida y lo que más aman hacer en el mundo, te sorprenderás cuando veas lo que ganan, y te sorprenderá más aun saber que empezaron como estas tu ahora mismo.
La gran mayoría de personas que son capaces de monetizar una pasión, no se debilitan por falta de capacidad, no sufren por falta de conocimiento, tampoco por falta de experiencia. Estos se alimentan de creatividad y coraje.
Combinar esas dos cosas con algo que te hace vibrar, se revelará prácticamente como magia en frente de tus ojos y te aseguro que el mundo quedará tan maravillado que llamará constantemente a tu puerta para pagar por lo que ofreces.

Cruzando el abismo del 80% al 20%

Un estudio reciente mostró que el 80% de las personas económicamente activas no le gusta su trabajo, y aproximadamente el 75% de ellos no saben cuáles son sus verdaderas pasiones. Esto no es una coincidencia.
No tienes que ser uno de ellos. ¿Qué pasaría si pudiéramos revertir esa estadística? Piensa en esto por un segundo.
Si podemos empezar a construir un ingreso alrededor de las cosas que nos apasionan, nuestro trabajo ya no será algo que detestemos. Así que debemos formarnos para ser parte del 20% de la población que realmente ama lo que hace, y hace lo que ama.

La importancia del primer pago

El primer obstáculo ante nuestras mentes a la hora de emprender en lo que nos gusta es pensar, Cuanto vale lo que hago? De verdad pueden pagarme mucho dinero por lo que amo hacer? Cuánto dinero podría ganar por hacer eso que me apasiona?
A menudo especulamos cuanto podríamos ganar, hasta que por fin damos a conocer lo que hacemos y empezamos a ver si la realidad es como la imaginamos.
Si encuentras algo que te apasiona, puedes encontrar una manera de convertir esa pasión en ganancias.
Sólo tienes que estar dispuesto a ser un poco creativo. ¿Por lo tanto, Cuándo vas a formar parte de la élite del 20%?

Si ya tienes las herramientas. ¡El resto depende de ti!

Los 10 errores más grandes que debe evitar al abrir un negocio

errores más grandes que debe evitar al abrir un negocio

Tener una empresa hoy en día es el sueño de muchas personas. Sin embargo, muchos pueden dar ese paso, pero cometen varios errores. Por lo tanto, vamos a ver ahora los 10 fracasos más grandes que debes evitar al abrir tu negocio. ¿Quieres saber más? Sólo sigue leyendo, es gratis!
Los errores más grandes que puedas cometer son los siguientes:

1 – No tener una planificación inicial

Como todo lo que hacemos en nuestra vida, lo ideal es tener una planificación para que cualquier cosa no vaya a salir mal, porque la planificación es una de las claves para tener un buen progreso en la empresa.

Incluso en el área de planificación, no tener un plan de negocios es uno de los más grandes fracasos que debe evitar al abrir su empresa. El plan de negocio se utiliza para crear los objetivos que se alcanzarán y en consecuencia, te dará una visión más amplia de estas metas, por lo que todos podrán concentrarse y trabajar, entregando excelencia.

2 – No tener un producto con diferencial


Otro punto que debe ser evitado, es no tener un diferencial. El mercado es bastante competitivo con millones de competidores y, por consiguiente, usted necesita demostrar una diferencia en su producto o servicio que satisfaga las expectativas de los clientes.

Las personas son cada vez más y más exigentes para ir de compras, así que es importante hacer encuestas y estudios de mercado para asegurar la calidad y un mejor rendimiento mediante el aumento de las ganancias de tu negocio.

3- No saber en qué rama de actividad se basará su negocio


El conocimiento del segmento de tu empresa es una gran diferencia para la buena marcha de tu proyecto, una vez que tengas conocimiento de tu marca, tus productos y tus servicios, te proporcionará más tiempo para realizar las ventas.

Para poder adquirir más conocimiento de tu negocio, es importante investigar sobre tu producto/servicio y mantenerte al día con noticias sobre el mercado. Además, prepárate y obtén formación e invierte tiempo en estudios y encuestas en el área, eso te facilitará los siguientes pasos de tu empresa hacia el éxito.

La calificación en el área de rendimiento hoy en día, es una de las características más importantes que un gerente debe tener, su empresa será capaz de sobresalir entre los demás y tener mejores resultados como, por ejemplo, más clientes, más renombre y, en consecuencia, más ventas.

4- no tener un control financiero


El control financiero es una forma de dirigir y evaluar cómo está la situación financiera de tu empresa. Son algunos factores que contribuyen al bienestar de tu negocio en una de sus principales áreas: Las finanzas. Por lo tanto, este control es un factor indispensable para el buen funcionamiento de la empresa.

Hay algunos factores que no pueden faltar en tu control financiero.

Como, por ejemplo:
Control de cuentas por cobrar
Control de cuentas por pagar
Saber el estado de su flujo de efectivo;
Entre otros.

Hoy en día, es muy común para la gente que abre sus nuevos negocios, hacer una alta inversión y de repente se bloqueanEsto sucede porque, a menudo, la empresa financiera, no fue bien manejada o planeada,lo que causó la quiebra de la empresa. Por lo tanto, uno de los mejores consejos para tener una gestión de buen dinero, es tener un programa de control financieroAdemás para ayudar a su trabajo a facilitar la administración.

5- No invertir en marketing


No invertir en marketing también es un defecto importante que debes evitar al abrir tu negocio. La propaganda es el alma de los negocios. Para empezar tu negocio es imprescindible contar con una buena difusión.

El marketing está creciendo mucho, especialmente el marketing digital con el avance de la tecnología y el internet, muchos empresarios han aprovechado de promocionar su empresa. Por lo tanto, esta es un área en la que debemos invertir, buscar profesionales capacitados, herramientas, cursos, desarrollar campañas y medir los resultados, hacer tu mejor marketing servirá como herramienta para afectar a conductores calificados y generar beneficios para la empresa.

6- No tener capital de trabajo

Así como el desorden financiero, no tener capital de trabajo es uno de los más grandes fracasos que debes evitar al abrir tu negocio.  El capital es el factor encargado de correr con los gastos de la empresa.
Es importante siempre tenerlo disponible en caja e ir aumentando este valor, a través de ventas, alianzas, etc. Para iniciar un negocio y tener capital de trabajo, una buena opción es buscar un préstamo para tu negocio, así usted podrá dar los primeros pasos en este viaje.

7- Asumir gastos personales con finanzas corporativas


Como podemos ver, el área de finanzas es uno de los pilares más importantes de tu empresa. Así que, cuando abres un negocio evita unir los gastos personales con las finanzas de la empresa. Esto es un error fatal y puede hacer que tu empresa se vaya a la quiebra.

Por lo tanto, separa tus ingresos. Así, además para separar las finanzas personales de la empresa, también tendrá más solidez a la hora de hacer una reinversión de capital en su empresa, porque pueden dedicar parte de las ganancias de tu negocio a invertir en sí mismo. Con esta inversión, puedes mejorar tu empresa y tu marca va a seguir creciendo.

8- No tener un servicio de excelencia


El servicio es uno de los principales factores que hará que tu empresa retenga a los clientes.

Los negocios que invierten en un buen servicio, tienen un gran número de clientes y por lo tanto, más ventas.A todo el mundo le gusta satisfacerse rápidamente y eficientemente, y estos son factores importantes que deben fomentar en su empresa, la atención personalizada, humanizada y pensativa. Un buen consejo para esta área, es ofrecer una formación calificada.

9- haz una investigación sobre la ubicación de tu negocio y sobre la competencia


Haz una búsqueda sobre la ubicación, barrio, avenida donde estará tu negocio, y también averigua sobre las competencias directas e indirectas, son puntos clave para el éxito de tu negocio. Un momento para hacer un profundo análisis sobre la competencia es muy importante porque trae algunos beneficios, tales como:

Una visión más amplia acerca de tu negocio.
Mejora tus ideas y estrategias para vender más;
Te ayuda a tener un diferencial en su compañía;
Y mucho más.

Así que la investigación antes de hacer el primer movimiento, es la mejor estrategia que pudiera utilizar, y siempre innova para mantener tu negocio un paso por delante de otros. Estoy seguro que este será un elemento diferenciador para tu negocio.

10- Huir ante las adversidades


Algo en este mundo es totalmente seguro: Tener su propio negocio trae diversos desafíos. 

Por lo tanto, es importante tener una buena planificación para que puedas superar las dificultades y seguir adelante con tu empresa. Huir ante las primeras dificultades es uno de los más grandes fracasos que debes evitar cometer al abrir tu negocio. Siempre habrá dificultades y debes estar preparado para hacerles frente. Sin embargo, si logras hacerles frente y resistir, serás un ganador y, seguramente, obtendrás el éxito deseado para tu empresa. Lo importante es dar el primer paso y no cometer los errores citados en temas anteriores.

Espero te haya ayudado este artículo.
Hasta luego!

El dinero es el tiempo: La verdad que pocos saben

Todos entendemos el significado del término «el tiempo es dinero». Cada vez que desperdiciamos tiempo, perdemos la oportunidad de usarla para hacer algo que valga la pena, sin embargo, aunque se diga poco, la misma frase en dirección contraria también es cierta: “el dinero es el tiempo” y esa percepción puede mostrar la gran contribución del dinero a la conquista de la felicidad.
Hablé mucho sobre esto en el artículo «el dinero compra felicidad», pero quiero explorar otro punto de vista en este nuevo artículo.

¿Por qué trabajamos para ganar dinero?
¿Cuál es el objetivo principal de nuestro trabajo? Sencillo, ganar dinero para apoyarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros necesita una cierta cantidad de cosas por las que vivir. Estamos obligados a producir (directa o indirectamente) lo que necesitamos para sobrevivir, cuanto más fácil es este proceso productivo, y cuanto menos esfuerzo y energía necesite para ser ejecutado, mejor.
De esta manera tendrás más tiempo libre para dedicarte a actividades más agradables, cuanto más se haya producido hasta entonces (en otras palabras, cuanto más riqueza haya acumulado), menos tendrá que producir en el futuro.
Y cuanto más productivo seas, más gratificante será este trabajo.
Sin dinero, una persona debe concentrarse en esas tareas obligatorias día tras día, independientemente de ser placenteras o no.
Con el dinero, una persona puede elegir lo que le gusta hacer y dedicarse más a lo que realmente le gusta.
El dinero te permite personalizar tu rutina (desayunar en la panadería preferida en lugar de prepararte comida en casa, comprarte un coche en lugar de montarse en un autobús, trabajar como escritor en lugar de cualquier trabajo aburrido, etc.).
En resumen, el dinero aumenta tu autonomía. Cuanto mayor sea tu independencia sobre tus actividades diarias, mayor será tu control sobre tu rutina. Por esta razón, la autonomía es la base de tu felicidad.
Aumentar la productividad puede aumentar su felicidad
Imaginemos ahora lo siguiente:
Supongamos que John necesita trabajar 8 horas al día para ganar suficiente dinero para mantener el nivel de vida de su familia (vivienda, comida, ropa, entretenimiento.
Ahora suponga, que John ha decidido aumentar su productividad, ahora él necesita trabajar solamente 6 horas al día para recibir la misma cantidad de dinero. ¿Qué pasa con estas 2 horas extras?
John hará lo que desee con ese tiempo libre extra. Pero ese es el punto y ese es el valor de la riqueza.
Esas horas se pueden utilizar en la manera que mejor le parezca. Ya no necesita trabajar durante 8 horas para mantener su nivel de vida.
Él puede incluso aumentar aún más su productividad, con el fin de ganar más y aumentar su nivel de vida, si así lo quisiera, pero también puede usar estas horas para buscar otros tipos de recompensas: jugar con sus hijos, ver una película, quedarse con su esposa, escribir, leer, correr, pintar.
Incluso puede dedicarse a otro tipo de trabajo que encuentre más gratificante ya sea tomando un curso, estudiando una carrera universitaria o incluso enviar currículums a otras empresas.
Puedes hacer lo que creas que es más importante para tu felicidad. Una gran parte de tu tiempo se ve beneficiada gracias al aumento de tu productividad.
En ese caso, más dinero significa más tiempo y más tiempo para dedicar a tu bienestar te permite vivir más feliz.
Ser más productivo aumenta tus opciones. Te permite ganar más y comprar más, pero también te permite ganar lo mismo trabajando menos.
El poder del dinero puede expandir nuestras opciones. Es una gran herramienta para la contribución a la felicidad. Un determinado individuo puede preferir pasar su vida como pintor, pero no puede mantener un nivel aceptable de vida con sus pinturas. Sin embargo si decide ser más productivo ese panorama puede ser diferente.
Un académico puede preferir utilizar su tiempo más en la investigación que la enseñanza; Invertir dinero para aumentar la productividad, aumenta esa posibilidad.
Una persona puede preferir pasar más tiempo con sus hijos mientras todavía son bebes; producir más dinero aumenta esa posibilidad.
Cada uno de estos ejemplos deja claro que el dinero es importante no sólo para suplir necesidades físicas o materiales. También es muy importante para la gama de varios valores espirituales.
El dinero no se trata sólo de comprar cosas. Permite la conquista de valores tanto espirituales como materiales.
¿El trabajo siempre tiene que ser aburrido?
Es importante dejar claro que no se debe menospreciar el valor de nuestro trabajo ni el tiempo que utilizamos para trabajar.
Su trabajo no necesariamente tiene que ser algo aburrido y que sólo sirva para pagar sus facturas al final del mes. Muchas cosas que valoramos se pueden lograr como resultado de nuestro trabajo, por ejemplo.
Trabajar solo, puede ser una de las cosas más gratificantes para muchas personas.
Además, se puede crear mucho más valor mientras se trabaja, desarrollando productos o servicios que realmente cambien la vida de las personas que las usan.
Usted puede diseñar y construir puentes, tratar enfermedades, enseñar educación financiera, dirigir una película, escribir un libro. Todas estas cosas las puedes hacer tu mismo, y así trabajar solo.
Varias de estas cosas pueden ser para ti muy gratificantes.
No es de extrañar que tantas personas que llegan a la riqueza, hoy en día sigan trabajando como por ejemplo, Warren Buffett, Jorge Paulo Lemann.
El dinero compra bienes materiales que son prerrequisitos para la felicidad y el dinero compra tiempo para ir después de cualquier meta espiritual que crees que es esencial para tu felicidad. El dinero permite a cualquiera alcanzar sus valores principales. Y la conquista de estos valores es el camino a la felicidad.
Conclusión
La riqueza que cualquier persona pueda adquirir durante su vida, es sólo una herramienta. Para lograr la felicidad, es necesario utilizar esta herramienta con prudencia.
Al final del día, el dinero puede comprar la felicidad, pero no garantiza la felicidad, porque algunos pueden desperdiciar dinero y tiempo.
¿Puede una persona pobre ser feliz? ¡Claro que sí! ¿Y una persona rica puede ser infeliz? ¡Por supuesto! Sin embargo, ninguna de estas situaciones descarta mi tesis. Después de todo, la felicidad no sólo viene del dinero y el dinero no te garantiza la felicidad.
Pero el dinero es tiempo y directa o indirectamente puede comprar la felicidad.
¿Qué hacer ahora?
Si este artículo te ha gustado, compártelo con tus amigos. Estoy seguro que les encantará.

¿Cómo invertir en bienes raíces?

Hay tres factores que determinan si un sector financiero ofrece un buen potencial de ganancias a través de la inversión en bienes raíces.
 invertir en bienes raíces

En este artículo, quiero hablarte acerca de uno de estos factores. Como crear mayores oportunidades?

Es evidente que en todas las regiones del país pueden surgir oportunidades. Estas aparecen donde menos te lo esperas, el problema es que no todo el mundo puede entender la misma propiedad como una oportunidad. Todo depende de tu inteligencia y tu audacia. He aquí los factores que debes tener en cuenta para invertir en bienes raíces.
Piensa como un inversor de bienes raíces

La gran verdad es que no hay malos edificios delante de alguien que tiene la habilidad de inversor. Para el inversor real, sólo existe una propiedad con un precio inadecuado, con un propósito impropio de sus características o con su potencial infravalorado.

Toda propiedad con un buen precio es una buena oportunidad, ya que la mayoría se puede trabajar y así elevar las plusvalías (valuación) y el flujo de caja (ingresos generados por la propiedad).

Lo que una persona que no sabe del tema ve como un simple terreno, un pantano o tierra estéril, el inversor puede verlo como una hermosa edificación.

Lo que el ignorante ve como una gran casa vieja, el inversor ve un pequeño edificio con varios kit nets alquilados.

No siempre lo que se ve cuando se enfrenta a una propiedad es lo que realmente representa, la propiedad potencial si se adquiere y se trabaja de manera correcta puede ser una buenísima inversión.

Si hay una cosa que necesitas aprender antes de pensar en comprar una propiedad para invertir en bienes raíces, es la diferencia que existe entre la mente de un inversor y la mente de un comprador final, que es quien adquiere la propiedad con el propósito de vivir. 

No tienes que necesariamente vivir en la propiedad para probar que es una buena inversión. Por ejemplo, un comerciante, no está obligado a que le gusten las fresas para vender fresas.

Esto significa que el inversor real debe ponerse en el lugar de su futuro cliente. Poco importa los gustos personales del inversor frente a una propiedad.

Lo que importa son losgustos,necesidades y problemasque su cliente necesita satisfacer.
Cada problema es una oportunidad disfrazada

Uno de los grandes problemas que la gente necesita resolver a lo largo de su existencia es elempleo. Entre los diversos factores que pueden impactar en la oferta y demanda de bienes raíces está la actual oferta de empleo y proyecciones futuras, cuanto mayor sea la oferta de empleo, mayores son las oportunidades para inversionistas inmobiliarios de todos los tamaños, de pequeños a grandes inversores.

He visto varios casos de personas que se volvieron millonarios porque compraron tierra cerca de una región donde luego se instaló una gran industria.
Incluso antes de la implementación total de la industria, las personas y las empresas empezaron a cobrar por la tierra, de los tamaños más variados, para la construcción de condominios, comercios y pequeñas industrias que proporcionarían servicios a esta gran industria que se Instaló en la región.

Una tierra enorme de suelo pobre y malo para el cultivo se adquirió a un precio inadecuado para el propósito de la agricultura, sólo que el objetivo del inversor era dar otro propósito al gran terreno. Para ese otro propósito, aquel precio era ridículamente pequeño.

La tierra, que fue comprada en hectáreas, fue vendida por metro cuadrado. Con la implantación de la industria en la región, el gran terreno se convirtió en varias pequeñas tierras de valor asequible y que atendía a las necesidades de los pequeños compradores que quisieran vivir en la carretera que conducía a las instalaciones de la industria.

Este mismo ejemplo va para las áreas urbanas. La expansión del empleo en ciertos distritos genero una demanda de propiedades más pequeñas y la densidad demográfica de la región comenzó a aumentar progresivamente.

Grandes y espaciosas casas antiguas son adquiridas con el objetivo de ser demolidas para la construcción de edificios llenos de lo que se conoce dentro de la rama inmobiliaria como «Exprimidos» (Apartamentos muy pequeños).

La lógica es la misma: El inversor compra una gran casa en la esquina de un barrio con gran potencial de verticalizacion por estar en una región donde el comercio y los servicios se están expandiendo, es precisamente en tiempos de crisis que estos viejos y grandes edificios son más ofrecidos por personas que no tenían reservas para enfrentar las dificultades o simplemente por temor a que sus propiedades se depreciaran.

Entonces, cuando la economía se recalienta, este inversor puede utilizar la tierra bien situada de la casa vieja y grande para hacer su uso más conveniente. Una sociedad con una empresa constructora puede hacer que el inversionista se beneficie de la «venta de espacio aéreo» de la propiedad.

Quizás nunca te hayas parado a pensarlo, pero los apartamentos son una manera ingeniosa de vender áreas en el espacio aéreo en un terreno bien ubicado. Por esta razón, construir edificios es la fuente de grandes fortunas.

El hombre más poderoso de la actualidad mundial, Donald Trump, ha creado su fortuna por la construcción de apartamentos y hoteles en todo el mundo. Hoteles y Hostales también son desarrollos inmobiliarios que mezclan servicios y alquileres.
Recientemente se las arregló para conquistar la propiedad de sus sueños: la casa blanca.
Debes seguir el dinero

Es importante darse cuenta de que la creación de puestos de trabajo en una región, automáticamente produce un aumento de la demanda de terrenos por lotes, casas de nueva construcción para la venta y arrendamiento, tiendas comerciales para alquileres, apartamentos, entre otros.

Las personas migran a las regiones donde hay más empleos y mayores oportunidades de ingresos. Muchas ciudades de distintos países emergieron en medio de la nada después de la oferta de oportunidades de empleo en la región.

La gente siempre está en constante desplazamiento hacia donde haya oportunidades de trabajo.

Esto sigue siendo una realidad en muchas partes del mundo, aunque creo que en las próximas décadas, el movimiento de búsqueda de una mayor calidad de vida y un menor costo de la vida tenderá a ocurrir ya que algunas actividades profesionales pueden llevarse a cabo en las oficinas lejos de los grandes centros.

Nuestra población seguirá pagando más y más caro para vivir lo más cerca posible del trabajo o desde rutas de acceso rápido o líneas de metro y autobús que ofrezcan la ruta más pequeña y más cerca posible a su lugar de trabajo. Esto inevitablemente crea oportunidades para aquellos que están buscando bienes raíces con mentalidad de inversores, especialmente en tiempos de crisis y desempleo, cuando las buenas casas pueden ser compradas a mejores precios.

Antes de tomar la decisión de invertir en una región para aprovechar las oportunidades generadas por la alta oferta de empleo, evalúe los proyectos que se están creando en la región. No todas las empresas son sólidas y no todas se materializan.
La inversión inmobiliaria no es para los pesimistas

Invertir en bienes raíces es una especie de inversión arriesgada. Implica la actividad de la especulación, es decir, a menudo hay que saber apostar. Si la apuesta va mal, usted tendrá problemas si su objetivo era tener retorno monetario a corto plazo.

Hay ciudades alrededor del mundo que han sufrido grandes especulaciones inmobiliarias contando con la construcción de grandes complejos industriales (especialmente petroquímicos) y que se han visto frustrados en el transcurso de la crisis actual, por lo tanto, quienes hicieron inversiones con altas aspiraciones a corto plazo tuvieron problemas por no saber especular correctamente..

Quienes pensaron a largo plazo ahora tienen oportunidades, porque estos especuladores a corto plazo, han perdido el dinero y ofrecen sus características a precios atractivos. Los países no vivirán en la crisis para siempre. La crisis sigue a los movimientos cíclicos. Existen momentos recesivos y crecimiento económico.

En una época es mejor comprarbienes raíces y en otra es mejor vender. En momentos como el actual, donde las tasas de empleo son bajas, las personas pasan por dificultades financieras y necesitan vender sus propiedades, esto puede crear buenas oportunidades en su región. Y esas oportunidades necesitan ser aprovechadas.

No esperes que la «oportunidad de oro» aparezca en los anuncios en los sitios de Internet, en la cartelera o en el periódico principal de tu estado. Necesitas ampliar tu punto de vista como inversor para poder ver las oportunidades que están delante de ti en este mismo momento.

Cuando comencé a invertir en el mercado inmobiliario, sentí que me hacía falta mucha información relacionada con el pequeño inversor. Siempre me gusta comprar libros porque no hay nada más valioso y al mismo tiempo más barato que los libros. Con unas cuantos dólares, puedes comprar décadas de experiencia y experiencia.
Sin embargo, en el caso del mercado inmobiliario, la mayoría de las publicaciones son para corredores y muchas son traducciones de libros extranjeros que no reflejan nuestra realidad.

Hasta luego y te deseo mucha suerte!

7 poderosas creencias para lograr un éxito duradero

7 poderosas creencias para lograr un éxito duradero
Exito duradero
Creencia:

¿Qué es una creencia?
Una creencia es cualquier principio que proporcione un sentido de certeza sobre el significado y la dirección de la vida de los seres humanos.
Hay cinco fuentes de referencias generales en las que se apoyan las creencias hasta la fecha:
  1. Ambiente
  2. Eventos pasados
  3. Conocimiento
  4. Resultados pasados
  5. Imaginación sobre futuros eventos
Hemos creado un sistema de creencias en base a nuestras experiencias en estos cinco elementos. Y si quieres lograr nuevos resultados en tu vida, no es suficiente sólo para cambiar tus actitudes, también debes cambiar tus creencias. Esto obviamente no tiene nada que ver con cambiar tu religión, sino más bien cambiar algunos paradigmas que se han creado en nosotros a través de los años.

Después de todo, el ciclo del éxito puede ser representado por las creencias, que conducen a los pensamientos, que conducen a las acciones y por último, a los resultados. Por esa razón, es necesario cambiar tus creencias.
Ahora, compartiré 7 creencias que necesitas adoptar en tu vida para lograr el éxito.
Creencia #1: Todo sucede con un propósito o una razón, que funciona a su favor.

Las personas exitosas siempre buscan extraer lo mejor de todo lo que sucede, creen que incluso la adversidad servirá como un beneficio futuro. Eso es muy diferente a creer en el destino, creer en el destino significa asumir que no tienes la oportunidad de cambiar tu futuro. Sin embargo esto trata más bien de asumir con madurez y responsabilidad, que las cosas que nos suceden sean buenas o malas tienen consigo una carga de aprendizaje bastante alta y debemos aprovecharla.
Creencia #2: No hay fracasos, hay resultados

Para las personas exitosas, el fracaso simplemente no existe, si algo sale mal, esto generará aprendizaje para experiencias futuras. Cualquier desafío que surja en su vida es una oportunidad para aprender y buscar nuevas soluciones y conseguir excelentes resultados.

Al pensar de esa manera sucederán dos cosas, o ganas, o aprendes a ganar en la próxima oportunidad.
Creencia #3: Asume la responsabilidad independientemente de lo que suceda

Las personas exitosas saben que son responsables de sus propias acciones. Cuando no crees en ti mismo, dependerás totalmente de las circunstancias, acortando la posibilidad de poder salir victorioso.
Al hacerte responsable de lo que haces y sus resultados, tú tienes el poder de cambiar los resultados.

Los que buscan culpables en todos los problemas que enfrentan, son personas volubles, de baja autoestima que de hecho, adoptando esa actitud, asumen que no tienen control de su propia vida.

Si tu no asumes que la responsabilidad es tuya, entonces no tendrás ninguna razón para implementar cambios en tu vida.
Creencia #4: No tienes que entender todo para poder usar todo

Las personas exitosas aprenden a usar lo esencial sin adjuntarse a los detalles. Son muy buenos para diferenciar lo que es importante de lo que no lo es. De hecho, muchas veces, creemos que es necesario aprender todo sobre un tema en particular para poder actuar en base a ello, y eso es totalmente erróneo, eso solamente nos paraliza, dado que es simplemente imposible saberlo todo.

Esto sucede, por ejemplo, cuando estamos aprendiendo a invertir o queremos abrir nuestro propio negocio. Queremos hacernos todos unos expertos antes de incursionar en un negocio cuando en realidad lo que importa es que puedas entender lo esencial de todo el tema y luego debes poner manos a la obra, y si algo sale mal, naturalmente, deberás aprender de los errores y seguir adelante.
Creencia #5: La gente es su recurso más grande

Las personas exitosas respetan y valoran a otras personas. Los mejores líderes reconocen que el éxito de su negocio depende de la gente.
Esto no sólo sirve para reconocer a sus empleados ( o a las personas que trabajan con usted), sino también sus clientes. Cualquier negocio sólo tendrá éxito si usted está enfocado en entregar lo mejor a sus clientes, mientras que al mismo tiempo ofrece las mejores condiciones para su capital humano.
Así que deberá tratar con el mayor respeto a las personas ya que de estas depende su propio éxito.
Creencia #6: El trabajo es divertido. Disfruta lo que haces

La clave del éxito es unir lo que haces con lo que amas. No desperdicies tu vida haciendo cosas que odias.
En este caso, puedes apasionarte por lo que ya haces o ir a trabajar en lo que amas de verdad. No es necesario dejar de inmediato su trabajo actual, pero es necesario iniciar un proyecto en paralelo para hacer ese cambio. Todo lo que hagas en la vida, será lo que coseches en algún tiempo. No hay mejor tiempo para invertir que el tiempo en el que se tiene vida y salud.
Creencia #7: No hay éxito duradero sin compromiso

Las personas exitosas están dispuestas a hacer lo que sea necesario, sin perjudicar obviamente a otras personas, con tal de lograr sus objetivos. No es suficiente sólo querer algo, hay que ir a por ello.
Necesitas estar verdaderamente comprometido a hacer todo lo que esté en tu poder para alcanzar tu meta. No pongas excusas. Asume el compromiso y termina lo que empezaste.
Conclusión
Si conviertes estas enseñanzas en creencias, te estás programando para ir a la acción y convertirte en una persona más exitosa, y eso va para cada área de tu vida.
Desde el punto de vista financiero, he visto a muchas personas que desean aprender a invertir antes de que incluso eliminen sus creencias limitantes sobre el dinero, cambien su mentalidad financiera y adopten buenos hábitos financieros. No hay nada de malo en aprender a invertir. Es la mejor decisión que alguien puede tomar en la vida, pero hay cambios que necesitan ser implementados antes, si quieren lograr un éxito financiero duradero.

Las 7 grandes lecciones del minimalismo

¿Alguna vez has oído hablar del minimalismo?

 minimalismo

Hola! Cómo están?, Hoy les hablaré de uno de los temas que más he investigado y que seguramente muchas personas lo toman como un estilo de vida: El minimalismo.

Veamos más de cerca de que se trata el minimalismo.

El minimalismo básicamente, es un estilo de vida diseñado para que las personas sean capaces de vivir con menos bienes materiales, y así poder tener mucho más tiempo y dinero para sí mismos.
El minimalismo basa su teoría en que la calidad es más importante que la cantidad.

Hay distintos conceptos relacionados con este tema, sin embargo, el motivo principal de este es reducir en nuestras vidas la acumulación de todas aquellas cosas que no son necesarias, ofreciendo de esta manera, mucho más tiempo libre para ti y tu familia, mucha más energía, e incluso mucho más dinero para invertir en las cosas que realmente son importantes para ti.

Esta práctica te hará dejar de perder tanto tiempo para elegir la ropa para salir, organizarte espiritualmente, el minimalismo según personas practicantes de dicho estilo de vida, dicen sentirse muy aliviados después de reducir un poco sus bienes materiales innecesarios.

Gastar dinero es un principio anti minimalista, porque generalmente adquirir bienes materiales como automóviles, televisores, muebles, generan un gasto de alguna manera excesivo para nuestros bolsillos.

Así que esta es una idea general sobre el minimalismo.

¿Y por qué es tan importante?

Recientemente lo que hemos estado observando es que normalmente las personas, tratan de llenar sus vacíos internos, adquiriendo bienes innecesarios en vez de buscar su equilibrio emocional y espiritual con cosas que le den mucho más sentido a sus vidas. Estas personas deben buscar vivir nuevas experiencias que vayan mucho más allá de ir por ahí simplemente comprando objetos sin ningún sentido más que ir acumulándolos.

Cabe recalcar lo siguiente: Vivir de manera minimalista es sólo una forma de vida, no es la única manera de vivir.
Incluso puedes adaptar algunos conceptos, de hecho yo lo hice. Tomé algunos conceptos y logré adaptarlos a mi vida.

No he puesto en práctica todos los conceptos o reglas que yo mismo me creé, porque, por ejemplo, el minimalismo en sí mismo no comprende la acción de acumular cosas en su casa.
Pero si eres una persona a la que le gusta leer libros y además tienes una biblioteca en casa y no quieres deshacerte de ella, te entiendo, eso realmente está bien.

Ahora, si por el contrario acumulas todas las cosas que tienes, entonces sí podrías llegar a tener ciertos problemas con la práctica del minimalismo.
Bien, ahora que ya sabemos lo que es el minimalismo y ya entramos en contexto, veamos las 7 maravillosas lecciones que nos enseña este fascinante modo de vivir.

Lección #1: Estamos programados para estar insatisfechos

Estar insatisfecho con lo que poseemos, es algo que, podría decirse, está dentro de nuestro instinto. El ser humano por naturaleza es ambicioso y siempre busca tener más de lo que incluso pudiera llegar a abarcar.

Incluso esto sucede gracias a los medios de comunicación, estos nos incitan a querer comprar cosas sin que las necesitemos porque nos convencen de que las necesitamos; Esto es el marketing masivo, incluso pasa dentro de la sociedad, ya que siempre buscaremos tener una casa más grande, un coche más moderno, mejor vestimenta y obviamente mucho más dinero para poder tener todas estas cosas.

En mi opinión (Respetando siempre la opinión de otras personas), creo que existe un nivel de vida aceptable. Todos somos libres de vivir de la manera que se nos presente más cómoda y llevadera.

Así que creo que el minimalismo no debe ser juzgado, ya que las personas que lo practican se sienten cómodas y a gusto con ese estilo de vida. Dichas personas opinan que el minimalismo es una manera casi infalible de resguardar tu libertad financiera.

Piénsalo bien, ahorra todos esos despilfarros de dinero, e invierte en cosas que realmente te llenen el espíritu de buenas energías y te dejen algo bueno que contar.

Lección #2: Si le buscas un sentido en tu vida, no lo encontrarás en los bienes materiales.

Este punto es sumamente importante, porque en él se reflejan las personas que se desalientan, que están insatisfechas, no saben lo que quieren en la vida, andan sin un rumbo fijo a donde observar y, para enfrentar u olvidar de alguna manera ese terrible destino, gastan todo el dinero que ganan, echando así muchas oportunidades por la borda.
Incluso puede manifestarse su apatía por la vida porque estos individuos, no están satisfechos con su trabajo, no les gusta lo que hacen.

Este tipo de persona sin fuerzas espirituales y morales a menudo utiliza frases como, «Vaya que he tenido un mal día, he tenido una semana pésima, creo que me puedo consolar de algún modo, así que tomaré mi tarjeta de crédito e iré al centro comercial para comprar todo lo que pueda para llenar este vacío dentro de mí.»

Botar todo tu dinero no va a llenar tu vacío ni a bajar tu ansiedad. Un objeto no llenará un vacío.
Si buscas sentido en tu vida, vendrá a través de una misión, un trabajo que te da un propósito y, aún más específico, vendrá a través de experiencias que te darán un propósito por el cual luchar, experiencias que realmente te harán saber que es lo que tiene sentido para ti, qué es lo que realmente quieres hacer en esta vida.

Lo que realmente quieres hacer es tal vez realizar un viaje, o tal vez cambiar a un trabajo que te dé mucho más placer, hacer algún tipo de trabajo comunitario, trabajar con el arte, trabajar con algo que siempre has querido hacer desde que eras un niño, y que nunca pudiste hacer porque tu familia o amigos dijeron que tenías que graduarte en la profesión que se graduó tu padre o tu tío, y debías trabajar en una cosa aburrida sólo porque ofrecía estabilidad y te daría buen dinero. Y no, de eso no se trata el sentido de tu vida, el sentido de tu vida se trata de lo que tú quieres ser y lo que te apasiona, no botes tus talentos y habilidades por la borda porque para eso somos controlados también, para que no resaltemos y solo seamos como una masa que solo obedece sin preocupaciones.

No busques ningún sentido en las cosas porque ellas vendrán cuando deban de venir, tu felicidad debes ir a buscarla tú en los pequeños detalles.

Lección #3: Aprende a vivir con menos

Vivir con menos cosas, vivir con menos estrés, vivir con menos deudas, vivir con menos insatisfacción.
Esas son las cosas que necesitas para mejorar tu vida.

Necesitas controlar tus deudas.

Necesitas buscar un sentido de vida con un propósito mucho más grande que acumular cosas, esto desaparecerá por completo su insatisfacción.

Necesitas establecer un nivel de vida que sea aceptable para ti.

Necesitas reducir la cantidad de estrés que tienes en tu vida diaria, invierte en tu calidad de vida, invierte en tu salud.
Es importante que acortes tus deudas y gastos innecesarios para que tengas una vida mucho mejor.

Lección #4: Vive con más

Vivir con más tiempo, vivir con más crecimiento, vivir con más contribución, vivir con más contentamiento. Esa es la esencialidad de nuestra existencia.

Necesitas cambiar tu vida y así tener más tiempo libre para cuidarte, para cuidar de las personas que están a tu alrededor, para contribuir con la vida de otras personas, para transmitir tu conocimiento, da siempre al mundo lo mejor de ti en pos de su crecimiento.

Esto traerá como recompensa, aumentos en tu rentabilidad financiera, estarás mucho más satisfecho con lo que haces.

Cuando estableces una misión de vida, encuentras un trabajo que te da un propósito, esto te hará mucho más feliz, lo que te hará contribuir muchas más cosas positivas a la gente.
Entendiendo esto, ahora sabes lo que es vivir con más.

Lección #5: Ser materialista

Debemos ser materialistas en el buen sentido del término, es decir, en vez de querer acumular más cosas, debemos de cuidar de las cosas que tenemos, no debemos caer en el terrible error de querer presumir nuestro estatus social a través de bienes materiales.

Lo que vemos en la sociedad es algo totalmente retorcido y banal.

Las personas que son materialistas, por lo general en el fondo no son felices, ya que solo están ocupadísimos acumulando cosas y no cuidan de si mismos.
Estas personas, después de unos días, nada de lo que compraron anteriormente les causan verdadero placer ni satisfacción, por ejemplo, Si compran un coche, ya a la semana no les importa el coche.

Después de comprar un montón de ropa, la usan dos o tres veces y ¡Zas!, ya no te importa la ropa que compraron. Si algo se daña o se rompe un poco no lo arreglan aunque este de verdad sirva, lo botan y compran otro nuevo.

La gente materialista que no valora lo que tiene, se distingue de la clase de materialismo que aquí te enseñamos, ya que una busca demostrar estatus y la otra busca cuidar de lo que tiene.
Haz lo contrario.

No trates de demostrar el estatus social a través de las cosas que tienes.
Sin embargo, esas cosas que tienes ya sea un coche, una casa, tus muebles, cuídalas muy celosamente, esto las hará durar mucho más tiempo y tu estarás cada vez más satisfecho con las cosas que tienes.

Lección #6: Piense en la calidad en lugar de la cantidad

Mucha gente de manera errónea, piensa que una persona minimalista es esa persona que no gasta dinero en absolutamente nada.

«No puedo comprar un traje nuevo, no puedo comprar un par de pantalones nuevos, un par de zapatos de marca.»

Y a menudo, es lo contrario.

El sujeto minimalista no necesariamente compra por marca, pero si compra por la calidad del producto.

Por ejemplo, en vez de comprar 3 productos de calidad regular por X cantidad de dinero, prefiere comprar un solo producto por la misma cantidad de dinero o menos pero con mejor calidad.

A menudo asumimos que más es mejor, cuando en realidad no es así. Lo barato sale caro.

Primero, comprar por cantidad origina que los productos se terminen de una manera muy rápida y segundo, tendrás muchos más artículos dentro de tu casa lo cual te quitará espacio para colocar otras cosas.

Cuantas más cosas tengas, mayor será la dificultad para elegir las cosas de las que quieres salir y mantener tu casa ordenada.
Sin embargo, se recomienda comprar por calidad y no por cantidad ya que esto será un factor clave para que tu dinero no sea desperdiciado.

Así que aprende a valorar mucho más la calidad de los productos que usted adquiere que por la cantidad que ofrecen.
Cuando quieras comprar unos zapatos, haz una buena búsqueda para conseguir un buen zapato, asegúrese de haber buscado bien y elija el de mejor calidad, así tendrá un mismo producto por largos periodos de tiempo.

En el caso de la vestimenta, las modas son temporales, por eso trate de vestir con prendas de buena calidad pero que a su vez sean atemporales para que en toda ocasión pueda estar bien vestido sin tener que gastar más dinero en ropa nueva para adaptarse a los tiempos.

Lección #7: El problema no es el consumismo

Hoy en día muchos países del mundo sufren gracias al consumismo, ya que este no les permite administrar correctamente su dinero debido al constante despilfarro de este.
En mi opinión, consumir no es el verdadero problema, pero consumir de una manera compulsiva sin ningún control, eso, amigos míos, si es un problema.

Antiguamente, en el mundo de la moda, sólo existían dos colecciones: primavera/verano y otoño/invierno, luego se transformó a cuatro colecciones, una por cada temporada. Actualmente, la moda tiene 52 «Temporadas». Una nueva cada semana.
La moda tiene muy corta duración actualmente, así que si vas a una tienda semanalmente, esta tendrá nuevas piezas allí.

Y eso existe para que todos, no sólo mantengamos ese consumismo, sino que también se sientan siempre anticuados ante las nuevas tendencias.

Y esta lógica de moda de corta duración entró en nuestras casas también, a través de los productos que utilizamos en nuestro hogar.

Lo mismo sucede con la televisión. Cada año lanzan una nueva tecnología para televisores incitándonos a comprar uno nuevo, o incluso con los muebles de tu casa.

No tienes que estar siempre comerciando tus cosas, comprando cosas mejores, porque lo que ya tienes es muy probable que sea de una calidad que satisfaga las necesidades que ya tienes. No caigas en esta ola de modas de corta duración.

Deje de sentirse insatisfecho o anticuado con las cosas que ya tiene, porque son ciertamente cosas buenas y que van a durar mucho tiempo.
Permítanme ser claro: el problema no es el consumismo, puedes consumir, puedes comprar cosas, no hay ningún problema. El verdadero problema está en consumir de manera compulsiva.

Conclusión

Realicé este pequeño texto instructivo sobre las 7 lecciones sobre el minimalismo, porque es un tema bastante interesante y que me gusta, y que creo que está totalmente relacionado con la libertad financiera.

Cuando vives de una manera minimalista aumentan tus posibilidades de acumular más equidad, para generar un ingreso pasivo para ti en el futuro y poder establecer tu libertad financiera.
Cuando te centras en tu misión, cuando buscas un sentido para tu vida que no está centralizado en posesiones materiales, pero si en propósitos o experiencias más grandes, ciertamente mejorarás tu calidad de vida.

Mejorarás tu nivel de satisfacción con la vida.

E incluso tendrás más tiempo libre para dedicarte a algo que realmente te importa, tendrás tiempo de dedicarte a tus relaciones, a tus hijos, a tu salud, tendrás tiempo para que tu alma corra libre por dentro y fuera de tu ser.

Así que cuando pones en práctica el minimalismo en tu vida, estoy seguro de que tu vida sólo cambiará para mejor.

Espero haberte ayudado. Suerte y éxitos!

Cómo acumular riqueza para vivir de tus ingresos

A menudo, cuando se trata de dinero, la gente pregunta, «¿Cuánto ganas?»

acumular riqueza

Es muy raro escuchar, «¿cuánto vale tu patrimonio?»

El verdadero método para medir la riqueza de alguien es sumar el patrimonio acumulado y no sus ingresos. Siempre ha sido así y siempre lo será.
Ejemplo:

Para determinar el valor de su patrimonio, añada el valor de todas las cosas que usted posee (dinero, acciones, bonos, bienes raíces, su negocio actual, su casa) y luego reste todo lo que debe. La equidad neta es la medida definitiva de la riqueza que posee. Los bienes pueden ser liquidados de ser necesario, o sea, pueden ser convertidos en efectivo. Quien es rico sabe que hay una gran diferencia entre cuánto se gana y qué patrimonio posee.

Sus ingresos son muy importantes, pero es sólo uno de los tres factores del patrimonio neto. Cada persona con éxito financiero entiende que la construcción de un patrimonio sólido resulta de una ecuación que contiene estos tres elementos.

A partir de este punto comenzaré a explicar, cada uno de estos factores de dicha ecuación:

Factor 1: Los ingresos y sus tipos

Existen dos tipos de ingresos: activos y pasivos.

Ingresos Activos:

El ingreso activo es el dinero que usted gana por su trabajo, su salario o bien, si usted es un empresario, los beneficios que obtiene con su propio negocio. El dinero que entra a su bolsillo gracias a las tareas que directamente usted desempeña.
El ingreso activo es importante porque, en su ausencia, es casi imposible alcanzar los otros factores de equidad. Es con estos ingresos activos que llenamos nuestro «Embudo financiero», por así decirlo.
En condiciones normales, cuanto mayor sea su ingreso, más podrá ahorrar e invertir.

Ingresos Pasivos:

El ingreso pasivo es el dinero recibido que no depende de su mano de obra.
En otras palabras, sería el interés de sus inversiones, el alquiler recibido de su propiedad, los dividendos de sus acciones, entre muchos otros ejemplos. Sin ingresos pasivos, nadie puede lograr la libertad financiera. Se trata básicamente de poner una inversión a generar activos sin necesidad de trabajar constantemente para producirlos.

Factor 2: El Ahorro

El ahorro también es indispensable para nuestra libertad financiera. No debe confundirse con la cuenta de ahorros, ¿Está claro?
Si ganas mucho dinero y no ahorras ni una milésima parte de lo que generas, no ganarás una fortuna. Tan simple como esto, mucha gente tiene un modelo de dinero programado para gastar: cuanto más ganes, más gastarás. Así funciona su programa financiero ya que este está organizado para gastar y no para ahorrar.

Estos individuos optan por la gratificación inmediata, causando un resquebrajamiento del equilibrio de sus finanzas a largo plazo. Sin ingresos para llenar el embudo financiero y sin ahorros para conservarlo, es imposible pasar al siguiente factor de patrimonio neto. Además, necesitas establecer un estilo de vida en el que dependas menos del dinero, con la reducción de su costo de vida, aumentan los ahorros y también la cantidad de dinero disponible para invertir.

¿Cuánto te cuesta entonces ser financieramente feliz?

Si sientes la necesidad de vivir en una mansión real, tener 5 coches y tres casas de verano, dar la vuelta al mundo cada año, comer caviar y beber el mejor champán para llenar tu vida de lujos y placeres, perfecto, pero te advierto que estás poniendo el sueño que comprendes como “La felicidad”, en un nivel extremadamente alto y necesitarás un tiempo enorme para alcanzarlo. Si haces un punto de equilibrio entre todos estos puntos estratégicos para ser feliz, es probable que alcances tu libertad financiera mucho antes.

Factor 3: La inversión

Una vez que hayas empezado a ahorrar una parte de tus ingresos, puedes ir al siguiente paso: Pon el dinero para trabajar para ti.

En general, cuanto mejor sean sus inversiones, más rápido crecerá el dinero y más equidad acumulará. Las personas ricas invierten tiempo y energía aprendiendo a invertir y se enorgullecen de ser excelentes inversionistas pero mucha gente piensa erróneamente que la inversión es “cosas de ricos”, y como nunca aprenden a hacer esto, todavía les queda mucho tiempo bajo la mediocridad sin alcanzar la libertad financiera.

Recuerde: el patrimonio de la construcción es una ecuación de tres factores donde todos ellos son importantes. La mayoría de la gente juega el juego del dinero con sólo uno de esos factores. Creen que la única forma de enriquecerse es ganar dinero, dejando de lado los buenos hábitos financieros y la construcción del patrimonio.

En general, a medida que aumentan tus ingresos, el gasto sube también. Por eso sólo tus ingresos no generan riqueza, así que si quieres tener éxito financiero, tienes que centrarte en la construcción de este patrimonio.

En otras palabras, gana más, gasta menos e invierte la diferencia para vivir de ingresos pasivos.

Paso a paso para su libertad financiera

Como ya he dicho antes, acaparar la herencia de ingresos constantes es muy simple.
Sin embargo, sólo tendrás éxito si tienes buenos hábitos financieros para controlar tus gastos, debes tener una mentalidad centrada en el enriquecimiento y opta siempre por la estrategia correcta y eficiente para optimizar tu rentabilidad.

A través de este método, que yo llamo Mi libertad, es posible alcanzar la libertad financiera. También es posible vivir con plena calidad de vida y tener el poder de elección.
Tú eliges lo que quieres hacer con tu tiempo y decides que te apasiona para trabajar.
Cuando domines esta estrategia, seguramente conquistarás tus sueños más grandes y todavía tendrás la vida que deseas y mereces.

Esa es la esencia de mi curso de libertad financiera.
Si quieres ganar tu independencia financiera y vivir de ingresos, necesitas esta poderosa estrategia. Esta estrategia se enseña en un entrenamiento en línea, altamente eficaz, éxito probado. En este entrenamiento, pongo más de 10 años de conocimiento para que tú también puedas alcanzar los objetivos que siempre has soñado, tendrás más tiempo para disfrutar de tu vida, presenciarás el crecimiento de tus hijos y nietos, trabajarás sólo por placer y podrás viajar por el mundo. Podrás hacer lo que quieras.

Creo que la estabilidad financiera es el punto de partida para una vida tranquila y la libertad financiera es el punto de llegada que cualquier persona quiere y merece. Así que mi misión es crear miles y miles de casos exitosos, para que todos podamos vivir en un mundo en el que no tengamos que depender de las decisiones del gobierno, los bancos, y sobre todo librarte del miedo, la psicología del consumo y todas aquellas malas aplicaciones financieras que le impiden alcanzar sus mayores metas.

Suerte! Espero haberte sido de gran ayuda en tu camino al éxito!